Todas las entradas de Zifra

Ya nunca juego al ajedrez (23-F)

Tú estabas en Londres abortando el hijo que nunca tuvimos -aquí no se podía abortar legalmente, aunque se hacía en condiciones inhumanas-. No habíamos salido al extranjero. A ti te echaron las monjas del colegio y te mandaron a casa, pero te fuiste al Parque de los Príncipes a fumar porros. Yo estaba perdiendo al ajedrez cuando empezó a sonar la música militar en la radio del bar. A ti, que compartiste mi vida tantos años, aún no te conocía. Tú habías huido de mí y lo viste con la boca abierta y alucinada en una televisión australiana donde nunca daban noticias de España.

Leer más


Manual para ponentes de mesas redondas que no tienen ni idea del tema que se trata

  1. Empieza haciéndole la pelota al público. Sé original. Un estoy encantado de estar aquí está bien, pero no va bien dirigido. Es mucho mejor algo como son ustedes las personas que escogería para estar en una isla desierta, o similar.
  2. Desvía el tema. Recuerda que te han pillado por sorpresa, aceptaste por compromiso o no te dio tiempo a preparártelo bien. Pero seguro que hay algo parecido que sí te sabes. Úsalo. Si insistes lo suficiente, nadie se dará cuenta de que ese no era el tema original. Sugerencias:
    • No tenemos suficientes datos, hacen falta estudios más profundos. En cambio, sobre este otro problema hay una amplia bibliografía que debemos estudiar atentamente.
    • Hablar de este tema sería como organizar una mesa redonda sobre drogas sin drogadictos.
    • Mi compañero (ver punto siguiente) es un auténtico experto en (otro tema), pero no puede aplicarse su método a este caso.
  3. Traicionar al compañero. Método también conocido como robarle la cartera al amigo. Los ponentes suelen reunirse, a veces para comer, antes de la mesa redonda. Guarda tus cartas y roba la de los otros ponentes. Utiliza sus argumentos si tu turno es anterior al suyo. O prepara en silencio una respuesta contundente a su propuesta si tu turno es posterior. Lo dejarás descontrolado y desviarás la atención del público.

Este, hasta hoy imaginario, manual fue usado como hilo conductor de mi intervención en la Mesa Redonde de Padres Invisibles del Encuentro Andaluz de Blogs Educativos 2012 (EABE 12). Me ha encantado estar allí. Gracias de nuevo a esos fantásticos docentes por el trabajo que realizan.

Si quieres ver el video, en esta página. Es el último del EABE de Carmona.


Y sin embargo

una llamada de teléfono, los comentarios de la parroquia, cuatro días de descanso, el capítulo siete del Quijote, filósofos que comparten sus pensamientos por nada, un mirlo a las seis, un regalo semianónimo, una estrella fugaz, una tumba prehistórica, y me envenenan los besos que voy dando, un beso de una niña y unas palabras, los amigos, las amigas, sus ojos, lo que tú sabes y nadie más, un tango, una canción, un sueño, una esperanza, lo que tira más que las maromas, una conversación, la puesta de sol sobre el Castillo de San Sebastián, los amaneceres en Barqueta, la otra Sevilla, mi Cai, despertar a tu lado, saber que me quieres – y creerme que no lo sabe nadie más-, el recuerdo de haber dormido contigo, lo que no puedo contarte, lo que te cuento todos los días, la canción que nunca canté, la novela que nunca escribí, ese cuento que le escribí a otra pero salió perfecto para ti, las conexiones ortogonales, 18 vértices de un grafo, la fiesta de corpus del Gastor, algo de física cuántica, los Upanishads, más de cien motivos, se me olvidó que te olvidé… a mí que nada se me olvida, el sol de medianoche, un viaje en autobús, el cuerno de oro, Atenas de violetas coronada, Praga nevada, Venecia sin ti, nuestro hotel en el jardín del Lido, el balcón de Julieta, la espaguetería que había a cien metros del balcón de Julieta, Europa en autoestop, más cuento que Calleja, el óctuple camino, el arte de la guerra, el aikido, el kamasutra, cosas que supe alguna vez, Laponia, Escocia, Creta, la isla del Algarve, el faro del Rompido, la lluvia de estrellas, y sin embargo… de cuando en cuando,… merece la pena.

Y además: Γαλαχιδι, una habitación sin vistas, tu mano en mi mano, una pluma que me recuerda a ti, actrices de teatro, viejos roqueros, moteros de pueblo, comidas de diseño que están buenas, conversaciones a la puesta de sol, amigas que son madres, amigos nuevos, amigos que lo siguen siendo, los países que aún no vi pero iré, tu recuerdo, tu amor sempiterno y otras cosas que no debo contar.


Mi puerta sigue sonando de madrugada

Te has ido sin avisar, aunque ya sabíamos que te ibas. Pero siempre nos quedaba la esperanza de que esa batalla que tanto luchaste la pudieras ganar al final. Te has ido y se nos ha quedado la cara de tonto que se nos queda siempre a la hora de despedir a alguien que no queremos despedir. Te has ido y tus amigos (nuestros amigos) no me han avisado, quizás acogotados por la tristeza o ahogados por el llanto o simplemente con el despiste que siempre nos caracterizó a ti y a mí. 

Hemos estado años sin vernos y ahora te echo de menos más que antes.

Mi puerta sigue sonando de madrugada y estás en el fondo de cada caña de manzanilla.  Te has ido y no tengo palabras. Ni siquiera tengo lágrimas. 

Cuento del mes de Enero de 2023


Felîh nabidá y próppero año nuebo

En más de 120 idiomas distintos, para que todos puedan darse por enterados. Los nombres de muchos idiomas están en inglés porque he cortado y pegado y no tengo ni tiempo ni ganas de traducirlos. Y algunos están repetidos. No se ha hecho distinción entre idiomas y dialectos, porque un idioma es un dialecto con ejército, como dijo alguno. De algunos idiomas he encontrado varias versiones y las he incluido. He intentado incluir todas las lenguas habladas en España, pero faltan la fala, el mirandés, el caló y el quinqui, al menos.

Actualización: incluída la fala

Están todos transcritos al alfabeto latino, para facilitar la pronunciación. Hubiera quedado mucho más bonito con una tercera columna con la escritura original de cada idioma. Si lo echáis en falta, podéis añadirlo en los comentarios y si puedo, los iré incorporando. Para otras correcciones, quejas y adiciones (por favor, de buen rollito) también tenéis los comentarios. Se agradecerán.

Leer más


Cada 9 de noviembre

Crecí escuchando a Nydia Caro cantar esta canción y me emociono siempre que la escucho. Al principio de mi matrimonio me enviaban flores sin razón y pensaba en esta canción. Pero el amor es como la llama de una vela que se va extinguiendo con el tiempo, qué pena tan grande. Cuánto me gustaría recibir un ramito clandestino de violetas y sus versos que siempre estaban llenos de amor y pasión. La gente cree que somos el matrimonio perfecto, pero es de puertas para afuera. Ya no hay complicidad en nuestras miradas, ya no terminamos las frases del otro. Qué cosas tan injustas son el tedio, la soledad y el vacío. ¿Dónde está mi ramito de violetas?

Visto en un comentario en un video de youtube que ya no está disponible