Olvido

Solo una cosa no hay
y es el olvido
(J. L. Borges)

Despertó sin saber dónde estaba. Antes de abrir los ojos ya notó que no reposaba en su cama. Entreabrió los párpados y casi vio un techo rotundamente blanco. Sin sobresaltarse (viajaba mucho y no era una sensación extraña) intentó recordar. No pudo. Pensó en su nombre: Jaime. Saberlo lo tranquilizó. ¿Qué había hecho la noche anterior? Ni idea. Cumpleaños, lugar de nacimiento: sin problemas. Una humilde ciudad costera, hacía 29 años, 6 meses y 19 días. Se movió despacito e intentó incorporarse.

Leer más


La nostalgia ya no es lo que era

Esta bitácora es la heredera de Cambalache 3.14 y la hermana de Por las cocinas del imperio (o del infierno). Y hermana de unos cuantos proyectos más que han ido disipándose en la red conforme desaparecían sus servidores.

Siempre empiezo con la misma entrada, algo que me dijo mi buen amigo Dani hace muchos años ya

¡Qué tiempos aquellos en los que:

  • Un servidor era uno mismo
  • Un PC era un partido político, no un aparato
  • Un móvil era un motivo para matar a alguien

Leer más